¡Reorganiza tu vida esta primavera!

En SIS te damos las claves para reorganizar tu vida esta primavera con la lista de deseos de Femke

Me encantan todas las estaciones, pero la primavera es la que más me gusta admirar. Cada día hay algo nuevo, una nueva hoja, una nueva flor, los rebaños pastando por el campo, pájaros cantando… a medida que la naturaleza responde a la luz del sol y la cálida brisa.

La primavera es un período de frescura, de nuevos comienzos, y eso me encanta. Durante las últimas semanas, sentí que la fiebre de la primavera crecía en mí y con este artículo espero contagiarte de esta sensación de cosquilleo. (¿Suena extraño? ¡No te preocupes, esta es una traducción literal del holandés de la palabra ‘lentekriebels’, sigue leyendo y entenderás totalmente lo que quiero decir!)

Si después del invierno sientes que tu vida ha caído en una rutina algo aburrida, puedes mejorar tu vida esta primavera haciendo una de mis actividades favoritas: ¡crear una lista!

Crear una lista es una manera maravillosa de deshacerse de esa sensación de «plof» que te deja el invierno ¡Y te da la esperanza de un futuro más alegre! Sigue leyendo, te explicaré un poco acerca de mi lista de primavera y cómo puedes hacer una también.

  1. Haz una limpieza profunda y tira todo lo que sobra

El orden te hace más eficiente y te mantiene organizado. Pero más que eso, el desorden tiene influencias psicológicas. Le indica a tu cerebro que algún trabajo no está terminado, que algo se ha quedado a la mitad. Estudios han demostrado que un hogar desorganizado aumenta el nivel de estrés. Volver a casa y encontrarte con un montón de ropa sin doblar o un escritorio desordenado causa estrés psicológico y puede pasar factura. ¡Entonces, es hora de poner orden! Reserva entonces un tiempo para:

  • Organiza tus armarios y cajones.
  • Estantes de libros.
  • Echa un vistazo crítico a tus utensilios de cocina, cubiertos, vajillas, ollas y sartenes, etc. Y descarta todo lo que realmente no uses.
  • Mira dentro de ese temible cajón del desorden
  • Limpia tu disco duro y tu colección de fotos digitales.
  • Haz que sus hijos también participen, dales una caja y pídeles que la llenen con todas las cosas que no usen para ser donadas

No te preguntes si quieres conservar algo (la respuesta suele ser «sí»), en cambio pregúntate si eso te hace feliz. La respuesta a menudo es «no»… Mantén únicamente las cosas que realmente te hacen feliz. ¡Te garantizo que te hará sentir genial! ¡Porque después de la limpieza, todo lo que queda son cosas que te hacen feliz y ganas espacio!

Y para citar a la reina japonesa de la eliminación de objetos, Marie Kondo, «Para apreciar verdaderamente las cosas que son importantes, primero debes descartar las que ya han dejado de cumplir su propósito».

Es posible que te sorprendas lo ligero que te sentirás después de eliminar las «cosas» innecesarias de tu vida.

2. Resuelve asuntos pendientes

Una limpieza profunda es un gran comienzo, pero, seguro que también tienes algunos «cabos sueltos» en tu casa y en tu vida. Ese interruptor roto, la manija de la puerta suelta, el marco de la ventana que habría que pintar, el lavaplatos que necesita ser reparado, esos detalles que hay que arreglar en el coche, la luz de la bicicleta que necesita ser reemplazada, el móvil que empieza a funcionar mal, la batería que todavía no has comprado para ese reloj, la cremallera rota en tu bolso, la suscripción que querías cancelar…

¡Una limpieza de primavera te hace sentir bien, pero solucionar todas esas cosas que tenías sin terminar es glorioso! Así que toma nota de lo que te molesta dentro y alrededor de tu casa y en tu vida y aborda esas cosas una por una. ¡Reserva un fin de semana en tu calendario y haz todas estas cosas ya verás que con cada «arreglo» te sentirás más y más liviano! Una vida sin molestias menores es más ligera. Y eso te hace sentir maravillosamente tranquilo…

3. Crea espacio para la renovación

Cuando hayas marcado los puntos 1 y 2 de tu lista, tu casa (y, por lo tanto, toda tu vida) te sentirás «como nuevo». Pero puedes ir un paso más allá y darle más aire al asunto.

Puedes pensar en cosas simples, como cambiar el fondo de pantalla de su teléfono (es sorprendente cómo tu teléfono puede parecer repentinamente «nuevo» cambiando el color de fondo o poniendo una foto diferente), poner algunas flores en la mesa o rescatar algunos adornos alegres que tenías guardados.

O puedes ir incluso más lejos, a cambios más radicales, como pintar una pared de un color diferente, comprar algunas plantas para poner en el jardín e imprimir algunas fotos o imágenes chulas para colgar en la pared.

Pero necesitas ser crítico. No empieces a comprar cosas nuevas para reemplazar las cosas viejas. Pregúntate si las cosas que compras realmente te hacen feliz. Asígnale un puntaje de 0 a 100. ¿Qué el puntaje de lo que quieres comprar es inferior a 90? Entonces déjalo en la tienda. El objetivo no es reemplazar lo viejo por lo nuevo, sino vivir solo con cosas que realmente te hacen feliz.

4. Ahora sal al aire libre

¡Es hora de salir! La luz del día y el aire fresco son saludables, y ahora que el clima está mejorando, es hora de aprovecharlo.

Saca a pasear a tu perro, trabaja en el jardín o balcón, camina durante tu hora de almuerzo, sal a caminar con un amigo en lugar de sentarse en el sofá. Lee un libro a la luz del sol en un banco del parque, visita una ciudad agradable los fines de semana o date una paseo por alguna reserva natural.

Al pasar más tiempo al aire libre, te sentirás mucho mejor. ¡La luz del día mejorará sin duda tu estado de ánimo!

Aprovecha la oportunidad y disfruta de los maravillosos olores primaverales. No lo pospongas, porque antes de que te des cuenta, ¡la primavera habrá terminado!

5. Planta algo.

La primavera es el momento de plantar. Así que planta cualquier cosa. Considera añadir un árbol a tu jardín trasero, cultivar tus propias hierbas (incluso puedes cultivar hierbas en el interior) o comenzar un huerto. Incluso si no eres un jardinero dedicado, te encantará el hecho de ayudar a que algo crezca. El Día de la Tierra es el 22 de abril, por lo que podría ser un momento divertido para programar su plantación. Si quieres comenzar con algo pequeño, prueba un jardín de hierbas con balcón. ¿Perejil, orégano o romero? Planta lo que tus papilas gustativas disfruten y lo que tus futuras obras maestras culinarias necesiten. ¡Nutre tu jardín y míralo crecer!

6. Compra en los mercados de agricultores.

Visitar los mercados de agricultores puede ser algo para añadir a tu lista de esta primavera

El final de la primavera es la temporada para los mercados de agricultores. Coge tu bolsa reutilizables o cesta y llénate de frutas y verduras frescas para la cena de esta noche. ¡Una de las ideas más deliciosas y sanas de la lista de primavera!

Los mercados de agricultores ofrecen productos locales frescos durante todo el año, según su ubicación. Sin embargo, la primavera y el verano son las estaciones ideales para visitar uno, sin importar dónde vivas. Además, así apoyas a los negocios locales y es un lugar maravilloso para respirar el aire fresco y disfrutar de los diferentes colores y texturas de la comida que tienes en frente.

Si no eres un cliente habitual, no te estreses pensando que tienes que buscar el mejor precio. En su lugar, reserva un pequeño presupuesto que puedas sentirte libre de gastar en lo que más te guste…

¡Estoy decidida a mejorar mi primavera marcando cada punto de la lista! Voy a documentar mis experiencias alcanzando cada uno de estos objetivos, y ¡os mantendré informados de mi viaje a través de las redes sociales!

Asi que…. ¿Qué vas a poner en tu lista de deseos de esta primavera?

Escríto por tu SISters in Wellness Femke

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *