Detox, nuestra opinión…

¡¡Finalmente, lo hicimos!! ¡Un turbo détox de ayuno con zumos en la comodidad de nuestra propia oficina!

El Détox es tendencia, y regularmente escuchamos, de nuestros clientes, preguntas como estas: ¿Qué hará un programa détox por mí? ¿Cómo me sentiré? ¡Tendré mucha hambre?¿Es difícil? ¡Así que decidimos ponerlo a prueba y descubrirlo por nosotras mismas!

Decidimos confiar en la experiencia de nuestros buenos amigos del retiro “Real Life Healthy Living” para llevar a cabo un ayuno de 3 días con zumos.. En este retiro creen que un parón en el sistema de vez en cuando es una excelente manera de poner en marcha las funciones corporales naturales y dar un descanso al sistema digestivo. No es una «solución rápida o una cura mágica» vamos, que un détox no hace milagros. Alimentarse durante teres días con zumos no solo consiste en darle a tu cuerpo los nutrientes que necesita, sino también en disfrutar con lo que alimenta a tu cuerpo.

Así que si no has probado nunca un ayuno con zumos, ¡te animamos a que lo pruebes! Dicen que después de tres días, las personas que nunca antes los han tomado sienten todos sus beneficios. Lee nuestro BLOG sobre cómo puedes hacerlo tú mismo y encuentra todas las recetas aquí>>

¡Y así nos fue a nosotras!

CHRISTIAN

Christian nos cuenta su experiencia tras 3 días de detox con zumos

Junto con el plan saludable de Neel para es 2019, también se discutió la posibilidad de realizar un détox de zumos durante 3 días, ¿por qué no hacemos todas uno aquí en la oficina? Aunque regularmente disfruto de un zumo o un batido, especialmente en los meses de verano cuando hace calor en Mallorca y apetecen cosas ligeras, nunca había considerado realizar un détox líquido, vamos, ningún détox en general. Con febrero en Mallorca como el mes más frío y húmedo del año, la idea de una inyección intensa de vitaminas y la posibilidad de descubrir por mí misma cómo es una limpieza pensé ¡contar conmigo!

Cuando comenzamos el día 1, pensé que iba a ser fácil, los primeros 2 zumos estaban deliciosos y abrió mis ojos para empezar a ser mucho más aventura con mis batidos, sin embargo, a primera hora de la tarde estaba hambrienta y el zumo del almuerzo parecía ya inexistente. Tomé la merienda a media tarde temprano, una sopa de lentejas y verduras, ¡era eso o empezar a comerme uno a uno a mis hijos! afortunadamente, eso me ayudó a esperar al zumo de la cena. Mi familia sabiamente me dio un gran rodeo, y evitaba estar cerca de mi ya que confesaré que me sentía cansada y definitivamente estaba muy muy malhumorada. La preparación de la cena de los niños y la resistencia a mi copa de vino y a picar algo salado fue sin duda una prueba. El día 2 fue mucho más fácil, de nuevo disfruté de los deliciosos zumos y no experimenté el hambre que había tenido el primer día, el cuerpo parece adaptarse rápidamente a las comidas y la ingesta de calorías. El día 3 me sentí más liviana, le ropa me quedaba más holgada, tenía mucha más energía y sentía mi estomago descansado.

Las personas se confunden y tienden a ver un Detox como una forma rápida de perder peso, aunque no es el objetivo principal, es una ventaja para muchos. Perdí casi 2 kg en 3 días, pero cuando volví a comer normalmente, incluido el vino, las picaditas y los postres, volví a ganarlos en el espacio de una semana. Sin embargo, si lo utilizara como un comienzo y lo continuara con una dieta y un plan de ejercicio, pensé ¡cuantos kilos podría perder durante un par de semanas o meses!

Estoy realmente feliz de que decidiéramos hacerlo como un equipo, no hubo distracciones ni tentaciones, todos pasamos por la experiencia y fue muy motivadora, además, milagrosamente logré esquivar la mayor parte de la preparación en casa y aproveché que preparábamos la mayoría de los zumos en la oficina para no llevarme ese trabajo a casa. Ciertamente estábamos todo el día liadas, entre el continuo lavado de aparatos (exprimidor, batidora etc…) multiplicado por 5 zumos al día, era literalmente acabar de terminar con la preparación de un zumo y tener que empezar a pensar en el siguiente.

Así que, si estás considerando hacer un détox líquido, te recomendaría absolutamente ir a un retiro o en algún lugar con un ambiente grupal, donde todo esté preparado para ti, donde solo tengas que pensar en descansar, sentir los beneficios y planificar que cambios vas a implementar en tu estilo de vida, alimentación etc… vez que regreses a casa.

NEEL:

Neel nos cuenta su experiencia tras 3 días de detox con zumos

Un détox de zumos. Dicen que es saludable, que le da a tu sistema digestivo un descanso, que después te sentirás energizado y renovado. Estaba muy emocionada y realmente motivada además de con mucha curiosidad por ver cómo me iría con este experimento. ¡Conseguí un exprimidor, llené la nevera de frutas y verduras, y ya estaba todo listo! Yo misma hago batidos a menudo simplemente para reemplazar una comida y eso me gusta, me hace sentir menos hinchada, pero 5 zumos al día… ¡eso ya es otro nivel completamente diferente! Las recetas fueron increíbles. Mi receta para los batidos suele ser siempre es más o menos la misma, pero la idea de agregar remolacha, aguacate o apio a mi zumo ha sido algo totalmente nuevo para mí. ¡Estaba delicioso! En general, no sentí mucha hambre, solo un poco, pero fue fácil de manejar.

El primer día tuve dolor de cabeza, pero afortunadamente se fue después de una buena noche de sueño. Me gustó estar 3 días tomando zumos, pero no puedo decir que me haya transformado totalmente después, probablemente porque ya tengo un estilo de vida bastante saludable. Sin embargo, no lo volvería a hacer en casa. Hay muchísimo trabajo involucrado, comprar, cortar, exprimir, limpiar, ¡Dios mío, nunca he lavado tanto! No, la próxima vez lo haría en un retiro donde me preparan todos los zumos, donde pueda descansar, salir a caminar o practicar algún deporte. No recomendaría hacerlo en casa. Ya es un proceso difícil de por sí, así que no te tortures más con toda la preparación añadida a tu rutina habitual, además de  tener que prepararte para ver cómo el resto de los miembros de tu familia disfrutan de sus comidas «normales».

Lo que más disfruté de la experiencia es probarme a mí misma que puedo hacerlo, que puedo resistir la tentación y concentrarme solo en los zumos. La próxima vez me regalaré un programa détox en un hotel o retiro, vamos,  en un lugar agradable lejos de casa y quizás hasta podría durar un poco más de 3 días, para poder experimentar realmente el efecto de un détox con zumos en toda regla

FEMKE P:

Femke nos cuenta su experiencia tras 3 días de detox con zumos

Para mí fue la primera vez en hacer un détox y lo comencé con muchas expectativas positivas. Se dice que un détox proporciona más energía, una piel radiante, una sensación de «luminosidad» y una mayor concentración, por lo que ciertamente sentí curiosidad por lo que esto haría en mi caso. Me encanta la buena comida y estaba un poco nerviosa por experimentar un hambre severa durante estos 3 días, sin embargo, a excepción del primer día, la sensación de hambre no era tan intensa. Como el détox consistía en tomar únicamente zumos y 1 sopa caliente al día, eché de menos el masticar. A pesar del hecho de que un détox debería proporcionar más energía, no lo sentí hasta el tercer día, fue entonces cuando puedo decir que me sentí bien y con mucha energía. ¡En el futuro no haría un ayuno détox durante una semana laboral en invierno, estoy segura de que lo disfrutaría mucho más durante un fin de semana, relajada y sin ninguna obligación!

MARTA:

Marta nos cuenta su experiencia tras 3 días de detox con zumos

Comencé el detox con muchas granas y sintiendo que mi cuerpo sin duda lo necesitaba quizás por eso me fue bastante fácil de seguir. En general los tres días que duró no tuve sensación de hambre, más bien me sentí super satisfecha durante todo el proceso, los zumos estaban riquísimos y llenan bastante, sentí sobre todo unas digestiones y un estomago en general silencioso, y cómodamente pleno. Bajé unos 2 kilos de peso, magino que de líquido, que ya recuperé (suelo tener bastante retención líquidos), durante y tras los tres días me sentí muy cómoda y ligera aunque hubo algún momento por la tarde donde sentí que necesitaba que me faltaba energía, ya que mis días, con dos niños y trabajando dentro y fuera de casa, suelen ser intensos por lo que hubiera agradecido algo que me aportara un extra de energía. Así que en general fue muy bien y lo volvería a hacer, eso si, en algún retiro o establecimiento donde esté fuera de mi rutina diaria, pueda descansar y sobre todo, ¡donde alguien haga los zumos! Encontré que hacer los zumos, a pesar de ser una tarea sencilla, es un poco engorrosa a la hora de cortar y procesar todas las frutas y verduras, que casi no cabían en mi cocina, y limpiar todo al terminar ¡tres veces al día!  Así que Detox SI pero donde me lo sirvan 😉

FEMKE S:

Femke nos cuenta su experiencia tras 3 días de detox con zumos

Como yo era la única adicta al café en la oficina, temía más los efectos secundarios de este détox… Además, no estaba segura de sobrevivir estos tres días sin mis inyecciones diarias de café. Pero como todo el equipo se unió, no me quedó otra opción. Y seré honesta, me alegro de haberlo hecho. La primera noche sufrí mucho con un terrible dolor de cabeza y no paraba de preguntarme por qué había aceptado hacer esto. En general no soy muy comilona, ​​así que por suerte para mí, el sentimiento de hambre era muy leve y ciertamente manejable. Me alegré mucho de que, además de los zumos, se incluyera cada tarde una sopa. Era picante y deliciosa, un verdadero placer y algo que esperar con ganas durante el día. La segunda mañana, después de una buena noche de sueño, me había recuperado de mi dolor de cabeza y me sentí realmente descansada. Me sentía fuerte y enérgica, así que, si esto fue gracias al détox, ¡buena señal! Esa noche dormí muy bien y la sensación de energía se mantuvo durante todo el détox, también sentí mucha claridad mental. Además, aunque me faltaba mi café, ¡mi cuerpo se libró de ese deseo en muy poco tiempo! Después de los tres días me alegré de volver a mi café, aunque ahora lo tomo descafeinado ;-)….

Estoy de acuerdo con mis colegas en que la elaboración de los zumos es bastante complicada y en que hacer un détox fuera de la «comodidad» de tu propia casa donde puedas hacer que alguien más te prepare los zumos es una opción mucho mejor. Así que, en general, estoy contenta de haberlo hecho y también me alegré de que terminara después de tres días (pero esto se debió principalmente a la cantidad de trabajo invertido en la preparación y limpieza). ¡Y definitivamente tengo curiosidad en conocer los efectos que tendría si lo hubiéramos hecho durante 7 días! Tal vez en algún momento el año que viene…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *